Lukas por Jimmy Scott.

 

De Baudelaire, como critico de arte el más conocido y penetrante de su época, refiriéndose al arte de la caricatura en su “De l’Essence du Rire et généralement du Comique dans les Arts Plastiques”(1857), afirmaba “La caricatura tiene derecho a la atención del historiador, del arqueólogo y de los filósofos; ella debe tomar su lugar en los archivos y en los registros del pensamiento humano.Sin duda, una historia general de la caricatura en todas sus relaciones con los hechos políticos, religiosos, graves o frívolos, relativo al espíritu nacional o a la moda, y que agitaron a la humanidad será una obra gloriosa e importante”.

Nadie consiguió mostrar mejor que Lukas el carácter de este pueblo sufrido y esperanzado. Su obra marcó un hito no sólo como expresión de su fino humor, sino como un documento histórico que no debe perderse.

Conocí a Lukas cuando trabajaba en el Diario “La Union” de Valparaiso, por los idos años 60.Curioso por saber quien era aquel que calaba tan hondo en el sentir del hombre de nuestra tierra, conseguí que me hicieran llegar hasta su mesa de trabajo. Confieso que no sabia que decir ni por donde comenzar; entonces, su mano se extendió fuerte para darme la bienvenida, estableciendo el lazo necesario.La misma expresión afable que nunca le vi mudar me hizo sentir que nos tornaríamos buenos amigos.

Esperé, lleno de rara admiración, a que diera los últimos trazos del dibujo que tenia a su frente; me impresionó la levedad y rapidez con que lo hacia. No conseguí comprender como surgían mágicamente las figuras en el papel sin precisar llegar a ese resultado tras mil bosquejos previos.

Escucharle tenia la misma magia que su trazo, parecía que nuestra relación se remontaba a otras generaciones; sin sentirlo, la soleada tarde porteña se había tornado noche.

al hablar movía los brazos como aspas de molinos, razón que le había impedido negar su origen italiano. Tenia la observación de un Rugendas; las “marinas” de Somerscales: la inspiración de Joaquin Edwards Bello, Benjamín Subercaseaux y tantos otros que escribieron sobre Valparaíso, que lo motivaron y lo transformaron en acucioso pesquisador. La linea explosiva y moderna de Ronald Searle ciertamente influyó en él; tal vez la flemática influencia inglesa que le dio forma a Valparaíso y a la sociedad que lo habitada lo justificará.

Vivió grandes trastornos de la vida nacional. Todo su arsenal de donde supo extraer lo mejor para darlo a los lectores, que seguían día a día su trabajo.

Al despedirme de él, sin dejar de marcar un nuevo encuentro, crucé la  plaza Victoria en dirección al puerto. A poco andar por la calle Esmeralda, aquella esquina que vi nacer de su pincel había retornado a su lugar.

Renzo conocía todos los ángulos tortuosos de los cerros Valparaíso, todas las perspectivas desencontradas, las que conseguía transportar al papel con extraordinario amor y fidelidad. En sus dibujos se respira la sombría humedad de os patios vecinos al ascensor de la calle José Tomas Ramos, en ellos se siente el viento frió que viene del mar, el olor a pan caliente al tomar la subida Castillo, la interminable y regala charla en el “Roland Bar”, los balcones de mil formas con sus ropas tendidas como velas al viento.

Juntos ilustramos paginas en revista Topaze. A pesar de acercarnos profesionalmente, múltiples compromisos nos fueron cercenando el tiempo, no lo suficiente como para privarnos de un grato diálogo.

Después seguimos caminos diferentes hasta perder todo contacto. Mis dieciochos años en el exterior nos desvincularon aún más. Allá lejos recibí la triste noticia de que se le iba la vida y la invitación a sucederle en los espacios que ocupaba en  “El Mercurio”. Nunca imaginé que esta abría de ser la hora de regresar a Chile; no podía negarme a asumir tal desafío. Hoy estoy aquí, soñando y haciendo lo posible por conseguir honrar su legado.

Arturo Scott Rojas. (JImmy Scott.) Para diario “El Mercurio”

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s