Abel Romero Benítez

Conocí personalmente a Abel Romero el 9 de mayo de 2003, en su domicilio, comuna de Peñalolén, luego de contactarlo telefónicamente. Este notable ilustrador y dibujante de historietas, probablemente el más importante de los dibujantes chilenos actualmente vivo, no representa los setenta y cinco años que cumplió hace poco.
Durante su vida ha realizado una de las más brillantes y productivas carreras en el campo de la publicidad y la historieta chilena, tanto en Chile como en el extranjero, pese a lo cual no ha sido suficientemente conocido y valorado por las nuevas generaciones, razón más que suficiente para que tratemos de conocer más de su vida, para lo cual gentilmente nos contesto nuestras preguntas y facilito material de sus trabajos en el extranjero.
Primeramente, me gustaría conocer algunos datos de su vida, nacimiento, estudios y como surge su interés por la historieta.

Nací en Santiago, el 19 de junio de 1928. Estudie en la Escuela de Artes de la Universidad de Chile entre 1945 y 1947, para profesor. En ese tiempo no me interesaba la historieta y durante muchos años no me intereso.
¿Cuales son sus primeras actividades profesionales?
Al contrario de la mayoría de los estudiantes de arte, tan pronto salí de la Universidad busque un trabajo en que me pagaran. En 1947 lo encontré en una empresa Propagandas Cañas, de don Raúl Cañas Montenegro. Se dedicaba básicamente a propaganda de cine para empresas norteamericanas, como la Metro-Golwin-Meyer, Universal, Pelmex y otras. Se entusiasmo de inmediato por mi trabajo y la rapidez con que lo hacia. Uno de mis primeros trabajos fue un afiche gigante, de 12 metros, en el cine Santa Lucia, de la película “Duelo al sol”. Recuerdo que me instalaba frente al cine a admirarlo.
Los ingresos eran muy buenos y me permitieron comprar un auto antes de tener 21 años, que era la edad mínima para obtener permiso de conducir. Pese a eso y al cariño del dueño abandone el trabajo, para hacer publicidad en otros lugares, básicamente por no continuar en los andamios, haciendo los afiches.
También, en 1948, realice algunos dibujos para Francia, sobre personajes de la historia de ese país.
¿Quiénes eran los maestros de esos años en el dibujo?
Considero que fueron muy buenos dibujantes Eduardo Viscarra, Charles Burbakov y Ricardo Jiménez, que firmaba Caro. Ellos realizaron una revista llamada “Toqui”, por allá por 1945, pero después se dedicaron a la publicidad.
¿Cómo fue su ingreso a Editorial Zig Zag?
En 1952, conociendo mi trabajo publicitario, Félix López, director de “Don Fausto”, me llamo para hacer las portadas de “Don Fausto”, ya que querían mujeres hermosas en ellas, lo que siempre ha sido mi especialidad. Además me asignaron al proyecto de una revista que se llamo “Confidencias de Margarita”, que demoro largos años. Sin embargo me pagaban por ambas actividades, sumas que eran muy superiores que al resto de los dibujantes.
En “Confidencias de Margarita”, que duro poco tiempo, hice todo tipo de ilustraciones. No me gustaba hacer historietas, solo ilustraciones. Me gustaba estudiar y trabajar.
¿Trabajo en “El Peneca”?
No, la revista ya estaba en franca decadencia.
¿Conoció al español Víctor de la Fuente, futuro creador de “Sunday”, dibujante y director de “El Peneca” algunos años?
Lo conocí y fui su amigo, junto Mario Igor. En ese tiempo era prácticamente chileno, lamentablemente por un problema sentimental que lo afecto mucho decidió volver a España, llevando algún material para presentarlo, en lo que lo ayudamos, ya que no tenía la habilidad que demostró después en las historietas del oeste.
En Chile vendió su agencia de publicidad a José Herrera, Toqui, conocido dibujante de “El Peneca”.
A Víctor lo volví a ver en París, donde se radico y murió hace años.
¿Cómo fue trabajar en “Don Fausto”, al lado de dibujantes como Alfredo Adduard y Cayetano Gutiérrez, Zayde, futuros premios nacionales de dibujo en la década del 60?
Eran dibujantes de larga trayectoria, que hacían portadas, ilustraciones y completaban material extranjero que en ese tiempo se pirateaba, cuando a veces faltaban paginas, la revista pedía que se completara.
Alfredo Adduard había sido Mister Chile, pero en esos años tenía problemas físicos en las manos. Era un gran conversador. A Cayetano Gutiérrez lo vi pocas veces.
El Premio Nacional de periodismo, mención Dibujo, que recibieron fue por su trayectoria y para ayudarlos económicamente, en su vejez.
¿Que guionistas fueron sus preferidos en los años 50, aunque en general en esos años no había esta distinción guionista – dibujante?
En ese tiempo improvisaba lo que hacia, casi diariamente. Además que no quería hacer historietas, ya que lo mío era la publicidad, mucho mejor pagada.
¿Conoció al dibujante argentino Alberto Romero, que publico en “Okey” en los 50?
No lo conocí en Chile, a pesar de que en algún momento vino al país. Incluso Mario Igor me señalo que debía firmar con mi nombre completo para que no nos confundieran. Años después lo conocí en España, cuando realice una visita para ver el material que realizaba en Suecia y que me estaban publicando en ese país.
Nota: Alberto Romero dibujo para Okey series como “Alas Justicieras”. La similitud en el nombre causa errores, ya que Abel Romero inicialmente sólo firmaba A. Romero.

¿Que recuerdos tiene de la sociedad de Historietas Ltda. y de sus integrantes: Pepo, Lugoze, Leo, Alhué y el argentino Gordon? Cuales fueron sus logros.
Fue un gran proyecto, con apoyo de El Mercurio. La gerencia estaba a cargo del argentino Gordon. Yo me integre casi obligado, ya que Mario Igor no quiso aceptar algunas imposiciones de Gordon y el grupo de dibujantes opto por llamarme, ya que yo figuraba como participante a petición de Mario en su proyecto de la historieta “El Manque”.
El proyecto requería un dibujante de historias realistas, con nombre, y debí realizar casi desde la nada la serie “Desfiladeros”, de carácter policial, ambientada en Chile.
Los otros integrantes importantes fueron:
Pepo, a quién habíamos convencido con Mario Igor de que sacara “Condorito” en libro, ya que el no era ambicioso y se conformaba con publicarlo en “Okey”. Luego daría trabajo a mucha gente. Gran persona y amigo, de palabra, generoso, pero exigente, como buen descendiente de alemanes. Ya mostraba gran ascendiente sobre otros artistas.
Lugoze, simpático, pero no fuimos grandes amigos, ya que no tenía mucho tema y no salía como el resto. Le gustaba andar en moto.
Leo, metódico y frío. Creador de “Macabeo”
Alhué, el mayor del grupo, buena persona, irónico, sarcástico. En el fondo, su personaje “Homobono” era él.
Gordon, era el gerente y relacionador público, con gran voluntad para hacerlo. Logro muchos contactos, pero al perder la gerencia por un problema interno se desanimo y volvió a Argentina, donde llego a Agregado Cultural en Estados Unidos.
Al retirarse no se mantuvo la sociedad mucho tiempo y los contactos realizados con Brasil, México y Venezuela se perdieron.
¿Logro publicar la serie “Desfiladeros” en algún diario? Es real la influencia de Alex Raymond en ella.
La serie la publique como tira diaria “El Mercurio” en 1955, a través de la sociedad citada. Era de carácter policial, ambientado en Chile. Mis influencias, luego diluidas, estaban en las tres únicas historietas extranjeras que yo conocía, ya que las leía en el diario “Las Últimas Noticias”, según recuerdo: El Príncipe Valiente, de Harold Foster, Rip Kirby, de Alex Raymond y Big Ben Bolt, de John Cullen Murphy. Yo no me interesaba por la historieta en ese tiempo, pese a que me hizo muy conocido el aparecer diariamente la tira.
Luego continuaría con la serie “Gastón Neira”, también policial, publicada en El Mercurio. Esa serie continúo mucho tiempo con mi nombre, pero la deje en manos de José Rubén Orellana, que la siguió con guión y dibujo. A mí me avisaba que estaba el cheque, lo retiraba, cobraba y se lo entregaba. Yo estaba demasiado ocupado en publicidad, que era mejor pagado, pero mi nombre debía figurar.
José Orellana supo captar mi estilo, por lo que casi nadie lo noto durante mucho tiempo.
¿Desde cuando hizo portadas para Okey? ¿Realizo historietas en los 50 para esa revista?
Hice muchas portadas para “Okey”, ya que siempre les gustaron mis portadas en Zig Zag, no recuerdo la fecha exacta, pero fue desde 1952. Historietas no hice en esos años, salvo para el diario, como ya señale.
¿Cómo conoció a Mario Igor y como fue su relación con él?
Cuando yo llegue a Zig Zag ya trabajaba ahí Mario Igor, pero con muy malas condiciones económicas, ya que tenia pésimas relaciones con Félix López, que lo quería echar, por que demoraba mucho sus entregas. Yo debía salvar portadas de un día para otro.
Inicialmente eso causo problemas, a pesar de que no conocía Mario mis ingresos. Yo, al conocer los de él le exigí a los responsables en la editorial que los mejoraran, pero nunca pudo hacerse como correspondía, ya que Mario era tan detallista en algunos casos que repetía trabajos perfectos y finalmente no cumplía.
Mario era muy tímido y, a la vez, agresivo. Una vez que nos conocimos fuimos grandes amigos, lo ayude muchas veces e incluso vivió un tiempo en mi casa, cuando vivía en calle Cumming. Eramos casi de la misma edad, ya que él había nacido en Puerto Montt el 19 de septiembre de 1919.
Lamentablemente su indecisión no le permitió ganar lo que le correspondía y desaprovecho oportunidades, como el año 1980 o 81 en que yo le tenía conseguido contrato, buen sueldo, departamento cerca de la editorial y todo en Suecia, donde lo esperaban, ya que yo había mostrado su trabajo. Con los pasajes en la mano me llamo para decirme que no se podía ir, que más adelante. Ante esto, no pude seguir ayudando y se perdió la posibilidad de viajar.
¿Cómo fue su trabajo en Lord Cochrane, del grupo El Mercurio, en la revista Cascabel?
Fue parte de un proyecto mayor, abortado por razones que no son del caso explicar. Aproximadamente en 1957 realice portadas y algunas viñetas menores, ya que no quería hacer historietas. Es una larga historia, que daría para una novela.
Nota: Revista Cascabel, de aventuras diversas, aparecieron aproximadamente 25 números en 1957, la mayoría de las portadas son de Abel Romero.
¿Su trabajo publicitario con Storandt, Silva y Cia Ltda., mencionado por Lincoln Fuentes, era sólo para mantener ingresos regulares?
En realidad mi trabajo era con las grandes agencias, esa entre otras, como Walter Thompson de la que fui ilustrador. Pero nunca duraba más de un año, ya que me aburría. Tenía buenos ingresos y muchas peticiones de realizar trabajos, por lo que cambiaba frecuentemente.
En publicidad conocí a otros dibujantes, como Jorge Carvallo, Jorcar, que era un gran creador publicitario. A Lincoln Fuentes, que se iniciaba y muchos otros.
¿Cuales son sus trabajos de fines de los 50?
Realice algunas historietas deportivas en “Barrabases” y portadas para la revista “La Pandilla”, dirigida por Esther Huneeus, más conocida como Marcela Paz, creadora de Papelucho.
Nota: Para algunos aficionados, como César Zúñiga, las historietas deportivas que realizo en esos años, sobre motociclismo, que no conozco, eran la razón de comprar la revista.
¿Que recuerdos tiene de las historietas históricas, basadas en relatos de Jorge Inostroza, adaptados por Oscar Ramírez y que dibujabas con Juan Francisco Jara y Gilberto Ulzurrun para Okey?
Como siempre me pedían cosas para Zig Zag, donde yo mantenía sueldo casi sin aparecerme. Realice esas labores con jóvenes ayudantes, como el Gilberto Ulzurrun, que era de Valparaíso y luego se independizo. Lo mismo Juan Francisco Jara, que era originario de Cauquenes y trabajaba como carabinero. Aprendió muy rápido y luego se hizo cargo de Mawa, en revista Jungla.
Oscar Ramírez era un periodista, que adaptaba las historietas.
Esos trabajos fueron la base del futuro departamento de historietas, cuando Zig Zag se decidió por realizar historietas chilenas.
¿Que recuerda de “Rocket” y “Robot y su participación en ellas? ¿Que guionistas recuerda?
Themo Lobos me solicito mucho tiempo historietas, pero por mi trabajo publicitario no lo podía ayudar mucho. Creo haber hecho alguna portada, pero no mucho más, razón por la cual incluso temo se enojo un tiempo conmigo. No recuerdo sus guionistas.
Nota: Al menos las dos primeras portadas de Rocket llevan su firma.

Otras grandes revistas, olvidadas o no conocidas actualmente, son “Sueños Maravillosos” y “Mundos Fabulosos”. ¿Quiénes eran los principales autores que recuerda?
No recuerdo trabajos para esa revista. Lo que puede existir fue hecho muy a la rápida, ya que no me interesaba la historieta en ese tiempo. Prácticamente no conocía lo que se hacia.
Al mostrarle algunos ejemplares de la revista se recuerda de Oscar Camino, dibujante, Premio Nacional de Periodismo, mención dibujo y manifiesta que no conoció en ese tiempo ese trabajo y de haberlo conocido lo habría felicitado, ya que eran conocidos.
Nota: Existen portadas y a al menos una historieta firmada por él en esas revistas.
¿Que guionista recuerdas?
En general no me preocupaba del guionista, pero si recuerdo a Oesterheld, con quien estuve muchas veces en Chile y que me mando un guión especial para que lo hiciera. Recuerdo haberlo hecho con mucho agrado, pero no sé cuál fue ni donde se público.
Me gustaría que recordara las historias de “007 James Bond” y su participación en la revista. Creo que era superior a la versión inglesa. Como fue su creación y término y la participación de Germán Gabler como guionista y dibujante
Realice portadas y revistas completas. Mi trabajo lo realice yendo al cine, en rotativos de James Bond, donde pasaba tarde enteras dibujando en la oscuridad. Por eso el parecido con el actor Sean Connery.
La revista la saco Hernán Herrera. Los guiones eran de Germán Gabler, que dibujaba, al igual que el dibujante Hernán Jirón, quien realizó los primeros números. Siempre me pedían portadas, ya que eran más realistas.
No me gustaba el personaje, pero tenía gran habilidad para hacerlo. Siempre fui muy rápido para trabajar. Usaba mucho negro, para evitar líneas.
Nota: Hernán Herrera era subdirector del Departamento de Historietas.

¿Cómo fue su participación en “Jungla” y su personaje Elundí, que encontraba muy completo?
Recuerdo que lo dibujo Mario Igor, pero no más. Aunque debo haber realizado algunas historias cortas.
¿Lo mismo respecto de la evolución del personaje Mawa?
Los guiones iniciales eran de Juan Marino, el mismo del Dr. Mortis. Nunca me gusto dibujar selva, prefiero dibujar acción en ciudades.
¿Que recuerda de Mizomba, “El Intocable”?
Ahí realice algunas historias, sin que me atrajera la selva. Lo hacia como favor a Mario Igor, ya que pasaba muy rápido a tinta.
Nota: Se aprecia su trabajo en diversas páginas, en especial en la copia de página que aparece al margen del artículo.

¿Que recuerdos tienes de “Ray Hunter”, para Far West?
No me recuerdo, aunque si me gustaba dibujar Cow Boys.
Nota: La primera historieta de Far West, N° 1, con el citado personaje, lleva su firma.

¿Otro gran personaje de la misma revista fue “Fly Berty”? ¿Qué recuerdas de él?
No lo recuerdo, pero si al “Muertero”, otro personaje en que hacia guiones Germán Gabler, al que le echaban tallas por el nombre.
Recuerda que una vez simularon que se había derramado un frasco de tinta sobre una página terminada y que Gabler no lo podía creer, se tomaba la cabeza, hasta que sacaron la lámina de tinta falsa y todos se reían.
¿Dibujo para alguna de las revistas Disney, como Zorro o Aventuras de Walt Disney, los personajes Spin y Marty?
Si, muchas. Lo hacíamos sin firmar por exigencias de la empresa Disney. Con Mario Igor y otros dibujábamos Zorro.
Sobre “Spin y Marty” se recuerda que saco la historieta en base a paginas que mandaban de Estados Unidos, como pruebas. Siempre sin firmar.
Nota: Por las razones ya citadas no se puede tener la certeza de que trabajo corresponde a cada cual o a la serie traída de EE. UU.
¿Es efectivo que Soledad, revista romántica, se hacia algo en Chile, pese a ser inglesa?
Recuerdo haber hecho algo de esa revista, ya que era especialista en dibujar hermosas mujeres, bonitas y representando la edad que debían tener para la historieta.
¿La revista “Agente Silencio, Aventuras de Marouf” que aportes recibió del equipo Zig Zag o Quimantú?
Era material extranjero. Hice portadas, pero no recuerdo haber hecho historietas.
En revista Infinito participo en Eos Errante, serie de ciencia-ficción. ¿Cuál fue su aporte?
La serie fue creación mía, en sus primeros capítulos, pero no la registre. Luego la siguió Máximo Carvajal.
¿Cómo fue la creación de “Hombres en la Jungla” en Editorial Quimantú, para revista “Jungla”? ¿
No recuerdo. Yo era Jefe del departamento de Historietas desde 1971 y tenía un trabajo enorme. Todos los guiones de las revistas pasaban por mi mano, para su aprobación.
Fui elegido por todos los trabajadores con derecho a voto. Creo que de 35 votos obtuve 33. Los dos que no votaron por mí los conocía, pero no es el caso dar los nombres
Series como “Patrullera 205” y “Los Juveniles de Santana” en “Espía 13 -Delito” contaron con su colaboración. ¿Que recuerda de ellas?
Han pasado tantos años que no las recuerdo. Trabajaba casi día y noche, eran muchas las revistas que se hacían.

¿Participo en El Manque, Guerrillero u otra de esas revistas?
Como dije, todas pasaban por mi aprobación, pero no recuerdo. Se que se vendían bien, aunque tenían contenido político.
¿Que paso con “Esos cabros”, dibujada para “Cabrochico”?
Fui el creador de la idea de esa revista, como jefe del departamento. Pero mis ideas no las entendió Saúl Schkolnick, el director y Patricio García, el editor no sabía mucho en ese tiempo. A Oski lo trajeron para la portada. Al ver el producto final, el primer número, lo señale así a Guillermo Canals, gerente general de Quimantú, que venía de Zig Zag. Se vendió bien al principio, pero señale que no tenía más de seis meses, ya que el mensaje político, que debía ser sutil, fue muy fuerte.
Luego de siete meses me pidieron que ayudara a salvarla y recomendé un viejo truco: Usar los mejores personajes y autores y hacer números en que la revista presentaba a dichos personajes.
Sobre la serie “Esos cabros”, los guiones eran de Schkolnick, que nos quería enseñar como hacer una historieta comprometida. Yo no quise seguir al ver el resultado.
¿Siguió trabajando en Editorial Gabriela Mistral, luego del golpe?
Si, por poco tiempo, ya que todo cambio. Las revistas se transformaron y me retire.
Participo en FMB Producciones Ltda. ¿Quienes la integraban?
No, ya que volví a la publicidad, que había estado casi desaparecida varios años, ya que las grandes empresas no estaban en el mercado, salvo algunas muy camufladas.
Trabajo en revista Mash con Germán Gabler. ¿Participo en revista Killer, del mismo guionista?
Trabaje con Germán, un buen guionista y dibujante, tambien con visión de empresario. Muy culto, había estudiado Química en la Universidad, pero poco tiempo. Trabajo en Codelco. Se retiro de Quimantú, porque sufrió muchas molestias de parte de algunos trabajadores, por su porte, vestuario y gustos “burgueses”. Compartíamos trabajos publicitarios.
Yo ayude en Mash y realice algo de “Killer” con él, que era James Bond con la cara del actor Charles Bronson. Lamentablemente las revistas no se vendían mucho en esos años, 1974. Lo bueno era la publicidad, que había vuelto de la mano de las grandes empresas norteamericanas.
Viajo fuera del país y se radico en Suecia y vivió en ese país ¿Por qué razón y cuanto tiempo?
En busca de oportunidades viaje a Perú, en 1974, trabajando para J. Walter Thompson, de Lima y luego de un tiempo a Europa, en 1977. Estuve en Suecia, Italia, Francia y España. Cuando en Suecia se dieron cuenta que tenia posibilidades de quedarme en España me contrataron formalmente. Así que me radique en ese país en 1978 y estuve hasta 1993.
¿Que trabajos realizó en Suecia?
En Europa realmente realice un trabajo en historietas, serio, muy superior al realizado en Chile. Conocí muchos dibujantes y viaje mucho. Participe en muchas revistas, con muchas series. Hice publicidad y recibí muchos premios y honores. Trabaje en Suecia para la empresa editora “Semic Forlags” y publique para muchos países.
En revista “Tumac” dibuje, entre otros dibujantes, al personaje, un guerrero en las junglas de Latinoamérica.
En “Fantomen”, que presenta al personaje de “El Fantasma”, dibuje varias historias, entre ellas El Guante del destino”, con guiones de Michael Tierres.
Pero lo que dibuje por más tiempo fue una serie sobre Hockey sobre hielo, en revista”Búster”. Se llamaba “Kom igen, Stefan!”, algo así como “Adelante, Stefan”. En ella evoluciono mi dibujo, me solté y logre dar mayor soltura a las escenas.
Dibuje historieta política internacional, series eróticas y de aventuras, como “Bajo el Triangulo de las Bermudas”, hice humor bajo seudónimo de “Oremor”, Romero al revés. Participe y dirigí una revista de la colonia latina en Suecia, con noticias, historietas y reportajes.
Me publicaron en toda Europa, en algunas partes en forma pirata, incluido trabajo publicitario. Gane algún proceso por eso.
En 1984, junto a mi hijo Marcelo funde una empresa publicitaria, “Serit Ltda.”.
¿Que hace desde su retorno a Chile y en que epoca fue?
Retorne a Chile a fines de 1992. Seguí mandando material a Suecia por breve tiempo e iba a reiniciar mi trabajo con Mario Igor, haciendo historietas eróticas, pero me opere un ojo y quede mal. No tengo la capacidad suficiente para dibujar regularmente, pero a veces hago algo y lo mando a Suecia, donde actualmente viven mis cuatro hijos, Sergio, Marcelo, tambien dibujante, Patricio, que hace retratos y Ricardo.
He recibido algunos homenajes en Chile, de la Municipalidad de Santiago, en 1997, de manos del alcalde Ravinet y una muestra de la Universidad Católica, hace unos años, donde expuse mis trabajos.
Con varios dibujantes tratamos, en 1997, de hacer una sociedad, Dibuja S.A., para promover el trabajo de creadores chilenos pero no resulto, pese a contar con gente como Pepo, Guido Vallejos, Nato, Jorcar y otros. Con muchos de ellos, los que no han fallecido, nos juntamos habitualmente en comidas en el Hotel de Guido Vallejos.
Vivo con mi señora, mis hijos estan en Europa y me piden que vuelva a Suecia.
Me despido de Abel Romero y espero que siga en Chile. Su trayectoria merece ser conocida y valorada, por lo que esperamos que esta nota sea la primera de otras que estudien su técnica, definida por algunos como elegante, comparable sólo a la de Mario Igor.
Han pasado muchos años y por terceros me entere de una enfermedad que afectaba la memoria de Abel Romero y recién en febrero de 2014 supe que había fallecido el 6 de diciembre de 2013 por una complicación respiratoria, según el dibujante Miguel Ortiz.
Nuestro más sentido pesame a don Abel Romero Benítez, Arom.

Mauricio García Castro.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s